+57 3007585617 admin@sentyr.co

Octubre 2 de 2019

El Estado colombiano, en los últimos 8 años, se ha empeñado en impulsar normativas para incluir en todas las actividades económicas el proceso de Seguridad y Salud en el Trabajo, cuyo objetivo es acopiar, estudiar y analizar datos para evaluar y valorar los diversos problemas de las condiciones de salud laboral. Una vez hecho el diagnóstico, se implementaría métodos de eliminación, sustitución y controles de ingeniería o administrativos, enfatizados en la ‘protección humana’ para intervenir, eliminar, reducir, la probabilidad de que se materialicen las afectaciones de la población trabajadora del país.

A muchos empleadores, esta escalada normativa es solo una medida para dar cumplimiento al compromiso con la comunidad internacional que, según ellos, les ha constituido un aumento en los costos de las operaciones y no representa una inversión para sus empresas.

Lo anterior representaría una deficiencia en la metodología implementada en los procesos de Seguridad y Salud en el Trabajo y su despliegue legal, tanto en la escala Estado-empresa como en la escala empleador-empleado, generando un efecto negativo, de rechazo, dificultando considerablemente un trabajo que, por razones culturales, ya es bastante complejo.

Los esfuerzos realizados por muchos (prevencioncitas, empleadores, comités y colaboradores) deberán implementarse, desde nuestra crítica, con estrategias orientadas hacia la concientización, con políticas que mejore la percepción social sobre bienestar, salud y autocuidado, para lograr un nivel más elevado en aspectos de prevención y disminuir las prácticas que afectan las condiciones de salud de colaboradores, ciudadanos y la sociedad, buscando disminuir las escandalosas cifras de mortalidad por causas y enfermedades laborales.

También convendrá reconocer que el Estado se ha esforzado (no de la manera que se esperaba) en controlar ciertas condiciones y productos que afectan la salud de las personas, como por ejemplo, el asbesto: «… proyecto de ley que había sido hundido siete veces en los últimos 12 años» (Redacción Política, 11 de junio de 2019). Mas, sigue en deuda con los programas de intervención social y laboral, no desde el ‘aspecto coercitivo’, sino desde la orientación y canalización de sus estrategias, en el despliegue de sus políticas hacia la estructura público-privada y al control en la aplicación con todos los colaboradores que, en cierto sentido, cumplen el mismo papel que conforma la familia en la sociedad como eje central.

Todas las partes involucradas en SST, por ética, deberán cambiar sus métodos de promoción en pro de la formación, educación e inclusión, para trascender los ambientes laborales hacia una vida digna, siendo no solo una responsabilidad de los ámbitos laborales, también de la academia, que deberá estudiar y profundizar los aspectos de autocuidado, valoración propia, concientización laboral, etcétera.

Para una fracción de la población trabajadora, en nuestro país la SST parte de una serie de requisitos que se deben cumplir para desempeñar su labor, pero sin conseguir que esta fracción se responsabilice de su propia integridad.

Algunos empleadores nos manifiestan que todos estos requisitos exigidos por el Ministerio de Trabajo son trabas que impiden el desarrollo económico y ágil de las labores a realizar por sus empresas, significando un gasto más en sus organizaciones. Para todos los que estamos subsumidos y conocemos muchos casos de éxito organizacional, aseguramos que la seguridad y salud en las empresas es una inversión que será evidenciada en la calidad de vida de los empleados, generando mejoras en la productividad organizacional.

Nuestra objetivo es dejar fundamentos básicos, en las organizaciones, que transmitan a las personas el amor por la familia, la concientización de su propio ser y la responsabilidad laboral por la organización.

Para Sentyr S.A.S. es prioridad dejar en sus directivas y colaboradores la semilla de la concientización de la seguridad y el autocuidado: queremos establecer, de la mano de la alta dirección, posibilidades para que los colaboradores sean personas seguras, reflejadas en empresas sostenibles.

Ricardo Castrillón Arbeláez                                

Director Comercial y de Comunicaciones

Edwin Arango Ramírez

Director de Proyectos

Sentyr S.A.S.

 

Bibliografía

Redacción política (11 de junio de 2019). Aprobada por unanimidad ley que prohíbe el asbesto. El Espectador. Tomado de: https://www.elespectador.com/noticias/politica/aprobada-por-unanimidad-ley-que-prohibe-el-asbesto-articulo-865378

 

 

 

Abrir chat
💬¿Necesitas Asesoría?
Hola! 💬
Gracias por ponerte en contacto con el equipo Sentyr. Envíanos cualquier pregunta que tengas, será un gusto atenderte.